¿Qué hacer cuando MONSTRUAMOS?

Los síntomas premenstruales y menstruales son bastante conocidos por las mujeres porque cada mes, por lo general, los sufren. Sin embargo, los varones también “sufren” de una u otra forma este periodo cuando se convive en pareja, ¿qué hacer?

“Si algo me irrita cuando discuto con mi pareja es que me diga ¿vas a menstruar, verdad? Por supuesto le digo que NO, aunque ambos sabemos que sí; me conoce y sabe que me pongo irritable en esos días”

El síndrome premenstrual (SPM), es un trastorno pasajero que se presenta tres o cuatro días antes de que llegue la menstruación. Según los estudiosos en el tema, del 20 al 75 % de las mujeres lo viven. Algunas se sienten aliviadas cuando llega la menstruación y otras continúan con el dolor, que se conoce como dismenorrea (menstruación dolorosa).

Los síntomas son diversos. Algunos son físicos como la hipersensibilidad en las mamas, estreñimiento, dolor de cabeza, pesadez; otros son emocionales: apatía, impaciencia, mareo, nerviosismo, depresión, irritabilidad. Es común que vayan juntos o que unos sean consecuencia de otros, por ejemplo el dolor del abdomen y la hinchazón en las mamas produce tensión e irritabilidad.

Por supuesto lo anterior se ve reflejado en comportamientos de diversa índole en las mujeres. Quizá a más de un@ les suenan las historias en las cuales, sin motivo aparente, el estado de ánimo de las mujeres cambia intempestivamente. Pasan de la alegría al llanto o bien un día anterior estaban bien pero al otro se levantan melancólicas, apáticas y les da por comer “zucaritas” o “pastelitos”. Otras se irritan con facilidad y provocan enfrentamientos con la pareja. Y ¿qué pueden hacer ellos para acompañar a sus parejas en este trance?

Más vale aquí corrió que aquí...

Sí, a veces huir es lo más sano, aunque no lo más recomendable cuando se vive en pareja. Lo mejor es platicar y llegar a un acuerdo, si ella necesita estar sola, perfecto. Darle su espacio y su tiempo, igual los varones necesitan su espacio y su tiempo para no vivir esos momentos de estrés femenino, salir a pasear al gato, ver a los amig@s o disfrutar de una película solos.

Sacar al príncipe que llevan dentro...

Como una novela caballeresca los hombres deberán sacar sus cualidades, pero ojo, todo con medida. Un poco de tolerancia, paciencia, empatía y antes que nada conocimiento que en ese día del mes lo mejor es “acompañar a la pareja” desde el entendimiento que no es sencillo para ella ni para él.

Hacerle visible la situación a la mujer...

Algun@s desconocen la existencia del SPM, incluso las mujeres se dan cuenta después de tiempo cuando comienzan a ver que es un patrón de comportamiento. Lo mejor es que ella se dé cuenta del momento por el cual pasa y como pareja decírselo porque quizá una discusión tenga que ver en su irritabilidad.

Este texto no pretende justificar a las mujeres ni tampoco “hacer víctimas a los hombres” sino que su máxima pretensión es que se conozca este síndrome y a partir de ahí tratar de entender comportamientos. Igual las mujeres deben de entender que la situación no las hace incapaces de nada. Habrá algunos cambios, pero su intelecto no se verá afectado en ningún sentido como para poder razonar y dialogar con la pareja.
Previous
Next Post »

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon