El gloss


El gloss está de moda para vestir todas las sonrisas de luz y darles múltiples efectos: brillante, hidratante, con purpurina, brillo espejo…


Se puso de moda durante la década de 1970, cuando se empezó a utilizar para dar brillo neutro y color a los labios. Por aquel entonces era espeso, pegajosos y no demasiado cómodo.


Hoy en día también se lo considera un cuidado, pues algunos llevan protección FPS. Haz tus labios más carnosos gracias a su concentración de reflejos de luz, nácar o activos de brillo de cristal. Las nuevas texturas son más ligeras y nada pegajosas.

Ventajas: Texturas apetitosas, afrutadas, de sirope, de caramelo, que hidratan y dan brillo a los labios.

Inconvenientes: A pesar de que hoy en día las fórmulas son más duraderas siguen sin serlo suficiente. Por eso hay que aplicarlo de forma regular. Se trata de un placer gestual convertido en costumbre.
Previous
Next Post »

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon