Si tienes niños, ten cuidado con las chuches!!!


Una bolsa de gominolas, caramelos... es la mitad de las calorías del día.

Tras comprobar cuáles son los ingredientes con los que se elaboran las golosinas -glucosa, dextrosa, jarabe de caramelo, colorantes, acidulantes potenciadotes del sabor y gelificantes, aceites y ceras - el comentario dietético es rotundo: las golosinas carecen de interés nutricional, son del todo prescindibles en la dieta. Y su consumo continuado no es conveniente porque aportan muchas calorías (de 320 a 360 calorías cada cien gramos), azúcares (entre 70 y 80 de cada 100 gramos son mero azúcar) y un rosario de aditivos. Una generosa bolsa de chucherías, de esas de domingo y fiestas de guardar, aporta a los niños la mitad del azúcar que necesitan para todo el día. Los fabricantes de golosinas no están obligados a indicar en la etiqueta el total de azúcares de su producto, por lo que en muchos casos esta información no está al alcance del consumidor.

Los niños de entre 4 y 10 años necesitan una dieta de unas 1.800 calorías, y lo adecuado es que el aporte de azúcar represente entre el 10% y el 18% del valor energético total de esa dieta. Ello supone un máximo de 340 calorías por día provenientes de azúcares, que corresponden a 85 gramos (1 gramo de azúcar aporta 4 calorías; si el gramo es de grasa, son 9 calorías). Esta cantidad máxima de azúcares incluye el azúcar utilizado como edulcorante pero también el que contiene alimentos y productos como frutas, zumos, galletas, cereales, refrescos, bollos. El azúcar es imprescindible para el funcionamiento de nuestro organismo, pero una alimentación normal es suficiente para proveernos del azúcar necesario.

El problema, incluso en quienes no comen golosinas, suele ser el exceso de azúcar y no al contrario. Cuando se digiere el azúcar, el organismo logra el equilibrio químico y atrae ciertos nutrientes, como los minerales magnesio y fósforo y las vitaminas del grupo B. Pero un exceso de azúcares origina deficiencias orgánicas de estos nutrientes, deteriora la energía vital y causa apatía, fatiga y debilidad muscular. Inhibe, además, la capacidad de los glóbulos blancos (leucocitos), que son parte de las defensas del organismo, para hacer frente a las bacterias. Y demasiado azúcar favorece, asimismo, los catarros e infecciones y la aparición de la caries: las golosinas pegajosas quedan adheridas a los dientes y las bacterias de la boca transforman sus azúcares en ácidos que deterioran el esmalte dental; es por ello que se insiste en la necesidad de cepillarse los dientes después de comer chucherías.

Colorantes y alergias


En las gominolas y otros productos coloreados como los 'flashes' (polos de hielo), los aditivos colorantes tiñen los azúcares. En los aperitivos salados como gusanitos y similares colorean la harina, la grasa y la sal. Y la mayoría de estos colorantes son artificiales. Entre ellos figuran los azoicos, que pueden dar lugar a reacciones adversas en individuos predispuestos. Algunos son capaces de desencadenar ataques de asma en niños con este problema y reacciones alérgicas cutáneas en personas hipersensibles. Se incluyen en este grupo la tartracina (E102), amarillo de quinoleína (E104), amarillo anaranjado S y amarillo ocaso FCF (E110), azorrubina o carminosina (E122), rojo cochinilla A (E124), rojo allura AC (E129) y azul patente V (E131). No obstante, el nivel de colorantes de las golosinas no es tan excesivo, aunque por sus llamativos tonos parezca lo contrario. Un niño de 15 kilos de peso que consuma cien gramos de chucherías alcanzaría como mucho sólo el 10% de su dosis diaria admisible. Por tanto, el de los aditivos (salvo el caso de los consumidores hipersensibles antes citado) no es un problema nutricional importante de las chucherías, que sí el del azúcar.
Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
13 de marzo de 2010, 1:41 delete

Qué difícil es ser madre... y aquí estamos, aprendiendo sobre la marcha.

Reply
avatar
Karina
AUTHOR
27 de febrero de 2012, 20:34 delete

Ser mamá es todo un desafío pero afortunadamente también existen sitios como este y muchos más que nos pueden orientar para educar a nuestros hijos en La aventura del crecimiento. http://www.facebook.com/Laaventuradelcrecimiento

Reply
avatar

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon