Síndrome premenstrual


¡Hola chicas!


A estas alturas, se sigue cuestionando todavía la existencia del síndrome premenstrual en muchos manuales médicos. Pero preguntemonos a nosotras mismas, a las mujeres, todas sabemos cuando nos va a llegar la menstruación sin necesidad de mirar el calendario. Yo ahora mismo estoy sufriendo el síndrome premenstrual . Mi abdomen ha crecido de manera anormal, cuando me he pesado esta mañana en la báscula del baño he visto que he engordado de un día para otro casi 2 kilos (esto es debido a la retención de líquidos), tengo los pechos hinchados como globos y muy doloridos, tengo ojeras pronunciadas, estoy triste de repente y con ganas de llorar sin razón aparente, necesito un atracón de hidratos de carbono (patatas fritas,... etcétera) o mejor de chocolate, estoy muy malhumorada, siento dolor de ovarios y de espalda, tengo la piernas hinchadas como si estuviera aún más gorda, estoy cansada, … etcétera, etcétera.


Con todo, con el dolor de ovarios, la irritabilidad y las disfunciones emocionales son lo más invalidante en los días previos al sangrado mensual femenino. ¿No existe el síndrome premenstrual?


Yo aseguro que sí, y cada vez que me voy haciendo más mayor lo noto aún más.


Un estudio del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Fuenlabrada de Madrid, asegura que entre el noventa por ciento de las mujeres entre los 30 y los 35 lo sufre. Y, a pesar de ser uno de los problemas de salud más comunes entre el sexo femenino, pocas mujeres acuden al especialista para su seguimiento, aunque este síndrome resulte en muchos casos un obstáculo invalidante para su vida cotidiana y sus obligaciones laborales.



Terapias naturales


Pero se puede mitigar la incidencia de estos síntomas. Tras descartar otras patologías, con estudios ováricos y tiroideos, se puede comenzar con tratamientos naturales como ciertos ejercicios de yoga, la terapia con luz pulsada (también utilizada para la cura de las depresiones), la ingesta de perlas de aceite de onagra y los suplementos de calcio (es muy bueno tomar mucha leche y muchos yogures), magnesio y vitamina B6.

Consumir en estos días “complicados” previos a la menstruación alimentos ricos en vitamina B6 como las sardinas, el salmón, la langosta o el bogavante, las nueces, lentejas, plátanos, pollo, lenguado, aguacate, uvas pasas o pistachos podría mejorar las molestias de las afectadas.


Alimentos ricos en magnesio como el cacao, las almendras, cacahuetes o las judías blancas pueden ser también de gran ayuda en estos días. No en vano muchas veces nuestro cuerpo “nos pide” chocolate cuando vamos a tener o tenemos la regla.


También terapias con hormonas como la progesterona en la segunda fase del ciclo y los estrógenos en dosis bajas en la fase pre y postmenstrual son recomendados por los especialistas del Hospital madrileño de Fuenlabrada en casos de síntomas más complejos.


Factores desencadenantes.



Los síntomas del síndrome premenstrual son mucho más intensos en las mujeres con altos niveles de estrés, con vidas sedentarias, que son fumadoras y que en su alimentación abusan de los azúcares y harinas industriales y refinadas y de las grasas saturadas, el alcohol, la sal y las bebidas con cafeína. Una dieta sana y equilibrada y realizar ejercicio regular, como en todos los aspectos de la salud, pueden ayudar mucho para conseguir una mejor calidad de vida.
Previous
Next Post »

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon