Toxocariasis, una enfermedad transmitida por mascotas.


Las mascotas son encantadoras pero también pueden ser portadoras de enfermedades peligrosas como la Toxocariasis, una patología infecciosa ocasionada por larvas de nemátodos que parasitan en el intestino delgado de perros y gatos.


Los más comunes son: el Toxocara canis (parásito del perro), Toxocara catis(parásito del gato), Toxocara leonina y el Baylisascaris procyionis. Estos parásitos se reproducen en grandes cantidades, abandonan los huevecillos en el intestino humano y penetran las paredes intestinales hasta llegar al torrente sanguíneo. De allí pasan a diversos órganos vitales, especialmente al hígado, pulmones, corazón, cerebro, sistema nervioso central, ojos y otros órganos.


La Toxocariasis, conocida también como: Toxocarosis visceral, Toxocarosis ocular y larva migratoria ocular, afecta principalmente a los niños. El mayor riesgo lo presentan quienes padecen “Pica” (comer cosas no comestibles como tierra). Sin embargo, la infección también puede aparecer en los adultos. Las larvas de estos parásitos son eliminadas por medio de las heces fecales de las mascotas y al ser ingeridas por el hombre a través de agua, alimentos u objetos contaminados, provocan la infección. Las personas también pueden infectarse al consumir hígado crudo.


Las infecciones leves de ToxocariasisM pueden ser asintomáticas, pero las más graves pueden causar fiebre, irritabilidad, dolor abdominal, prurito cutáneo (urticaria), tos, dificultad para respirar, y sibilancias. En caso de producirse una infección ocular, puede presentarse estrabismo (ojos bizcos) y pérdida de la visión.


Para prevenir la Toxocariasis, es imprescindible lavarse bien las manos después de estar en contacto con mascotas, tierra y objetos que a su vez tengan relación con los animales. Se debe evitar que los niños se lleven las manos y objetos a la boca cuando están cerca de animales, o cuando juegan en la calle, parques o jardines públicos.


Las infecciones leves de Toxocariasis pueden desaparecer espontáneamente y es posible que no requieran tratamiento, sin embargo algunas personas pueden necesitar medicamentos antiparasitarios como la dietilcarbamazina, el albendazol o el mebendazol. No obstante, las infecciones severas con compromiso del cerebro o del corazón, pueden ocasionar la muerte, aunque es una situación infrecuente. Algunas complicaciones que puede presentar la toxocariasis son: disminución de la agudeza visual, ceguera, arritmias cardíacas, dificultad respiratoria, encefalitis (infección del cerebro).


Para prevenir la toxocariasis, debe desparasitarse con frecuencia a perros y gatos, mantener a los niños lejos de las áreas donde estos animales puedan depositar sus heces y lavarse las manos después de manipular tierra y polvo.


Fuente: salud.com con información de: medlineplus, wikipedia, hipernatural.com
Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
Anónimo
AUTHOR
7 de diciembre de 2010, 4:30 delete

SE ESTA ACOSTUMBRANDO LLEVAR A LOS PERROS A LOS PARQUES PUBLICOS PARA QUE DEFEQUEN, BUSCAN LOS LUGARES EN DONDE MEJOR ESTEN CUIDADOS (ZONAS VERDES Y HUMEDAS) AUNQUE LOS RECOJAN CON BOLSAS SIEMPRE QUEDA ALGO Y SE CREA POCO A POCO UN FOCO INFECCIOSO.
SE VEE QUE BUSCAN MAS EL BIEN DE LOS PERROS Y EL MAL DE LOS NIÑOS..............HAY ALGUNA INSTITUCION QUE VEA ESTOS CASOS APARTE DE LA MUNICIPALIDAD (YA QUE ESTOS AFIRMAN QUE LOS PARQUES ES DE TODOS)

Reply
avatar
Campanilla
AUTHOR
7 de diciembre de 2010, 13:50 delete

La verdad es que los excrementos de los perros son un foco de infección muy peligroso para todos, pero sobre todo para los niños. Yo creo que debemos concienciarnos más y llevar a los perros a los sitios que están habilitados para sus excrementos.

Reply
avatar

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon