La proximidad de las fiestas de Navidad invita a preparar la casa para la ocasión. Además de adornar la casa con los típicos detalles navideños y el tradicional abeto y Belén, también hay que sacar la vajilla, y la cristalería buena, usada sólo para ocasiones especiales. Ya sabemos que los preparativos llevan su tiempo, por ello es mejor ir haciéndolos poquito a poco e intentando ponerle la ilusión de cuando eramos niñas.



Este año el morado es el color tendencia. Pero no nos debemos olvidar de los típicos colores rojo, dorado y plateado que Navidad tras Navidad inundan nuestras casas.



Si es la primera vez que adornas tu casa, no te olvides de comprar guirnaldas, velas, bolas, lucecitas, cintas decorativas... El secreto del éxito está en no abusar de ninguna de estas piezas para no recargar los espacios.



En cuanto al árbol hay infinitas opciones para decorarlo, para ello puedes usar bolas plateadas y doradas y unas lucecitas blancas fijas, que para mí son las más elegantes.



No cometas el error de sólo decorar el salón. Lo ideal es intentar decorar también otras zonas de la casa tales como la cocina. Para ello puedes pegar postales de Navidad en la nevera, adornar la lámpara con una guirnalda roja (si tienes una lámpara colgante), o una corona en la ventana.



Si no quieres gastarte mucho dinero en los adornos navideños, puedes utilizar las típicas bolas de Navidad para hacer servilleteros, utilizar velas y candelabros para dar un ambiente más íntimo a la estancia....

7

Ver comentarios

Cargando