¿Por qué cepillar la lengua y las encías?



La limpieza del margen de contacto de la encía con el diente requiere una atención especial para mantener las encías sanas. Las encías no deben sangrar al cepillar esta zona como signo de su salud. En caso de sangrado -gingivitis- es necesario acudir al dentista o higienista dental para valorar el problema existente. La lengua es una superficie altamente colonizada por bacterias que pueden recolonizar las superficies dentales una vez limpias. Su cepillado reduce la cantidad de bacterias en la boca, mejora la capacidad gustativa y disminuye la halitosis (mal aliento).
Previous
Next Post »

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon