Los tres principales tratamientos estéticos para verte más guapa

Reduce las líneas de expresión con el botox


El botox es un tratamiento que logra la relajación temporal de los músculos faciales tratados, así al aplicarlo estos músculos no se contraen y la piel permanece lisa y tersa, reduciendo considerablemente las líneas de expresión. Esta técnica es altamente segura ya que se basa en la utilización de la toxina botulínica purificada que se aplica en dosis mínimas e inocuas. Se trata de una proteína que lo que hace es inhibir la producción del neurotransmisor acetilcolina, responsable de la transmisión del impulso nervioso que provoca la contracción muscular.

El tratamiento consiste en la infiltración del producto en puntos concretos de los músculos del tercio superior de la cara a través de una finísima inyección, su aplicación es indolora y con ella se consigue bloquear la transmisión nerviosa que contrae los músculos cuando se gesticula. En general, y dado que en cada aplicación se inoculan muy pequeñas dosis del producto, este tratamiento no suele tener efectos secundarios.

Combate la celulitis




La celulitis, ¿un problema estético o podemos llamarlo enfermedad? En cualquier caso el problema de la celulitis afecta entorno a un 80% de las mujeres, en mayor o menor grado.

La celulitis afecta a la autoestima de las personas que la padecen, ya que en la época actual está considerada como antiestética por los cánones de belleza.

Pero, ¿qué es la celulitis? 
La celulitis es un acúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos adiposos de grasa.

¿Cómo combatirla?
 
En cuanto a las posibles soluciones de este problema se encuentra la cirugía, pero tambien tratamientos menos agresivos como son la adopción de 'buenos' hábitos como utilizar con fercuencia aparatos para la celulitis, hacer dieta, ejercicio...todo esto te te ayudará a combatir la celulitis.

Depilación láser
 


La depilación láser ha sido una auténtica revolución, se empezó a utilizar en los años 90. Inicialmente sólo se podía utilizar en pieles muy claras debido a que el láser no diferenciaba entre el pigmento de la piel y del folículo piloso, por lo que podía producir alguna quemadura, pero gracias a los avances tecnológicos esto dejó de pasar. Su uso ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años debido a su eficacia, rapidez y resultados duraderos. Es un método muy rápido y efectivo que permite depilar todas las partes del cuerpo, excepto la zona más cercana al ojo.Además los  precios de la depilación láser son mucho más económicos que antes.

¿Cómo funciona?
Su funcionamiento consiste en la emisión de una fuerte luz que atraviesa la piel hasta llegar al folículo que es absorbida por la melanina (sustancia que da color al pelo y que actúa como diana). La energía lumínica absorbida por la melanina es transformada en calor y destruye el folículo.

Cada vez personas más jóvenes se deciden por la depilación láser. Las edades oscilan principalmente entre los 20 y los 50 años y es especialmente eficaz en zonas como axilas, ingles o piernas en el caso de las mujeres. Por el contrario los hombres sobre todo se depilan el exceso de vello en hombros, tórax y espalda, la zona de alrededor de los oídos, también se utiliza para definir la barba y en es muy útil para los atletas; hay que destacar que los hombres necesitan mayor número de sesiones debido a que tienen mas cantidad de andrógenos por lo que la acción de la depilación láser funciona peor que las mujeres .

Además, de su finalidad estética, para eliminar el pelo no deseado, también es muy eficaz para tratar problemas derivados del vello como hirsutismo o foliculitis.

El tiempo de duración del tratamiento varía dependiendo de cada zona a tratar, por ejemplo: para las dos piernas puede ser de una hora y media, las axilas 10 minutos y el labio superior unos segundos. Se necesitan entre 6 y 8 sesiones para la eliminación total del vello y entre sesiones puede seguir depilándose pero utilizando métodos que no sean de arranque como cuchilla, crema depiladotas, etc.

Es un método muy seguro que no afecta a la piel (como los rayos X). Los únicos efectos secundarios que se producen son: un ligero enrojecimiento de la piel, que desaparece en unas horas, y un molestia en cada disparo (similar a cuando te dan con una banda elástica).

¿Cómo se realiza el tratamiento? 

El número de sesiones necesarias depende de las características particulares de cada uno: tipo y pigmentación de la piel, color y grosor del vello, estado de las hormonas, sexo y edad. La duración de las sesiones depende de la zona a tratar, oscilan desde 10 minutos para axilas a hora y media para piernas completas.

Las sesiones se deben espaciar de mes y medio a dos meses  (duración de las sesiones de depilación láser) que es el tiempo necesario para que el vello que estaba en fase de descanso haya salido completamente; en los días sucesivos a la sesión se puede apreciar como las raíces de los pelos eliminados salen al exterior y permanecerá más de un mes completamente depilada hasta que empiecen a salir otros pelos nuevos que estaba en fase de reposo.

Lo habitual es necesitar una media de 6 a 8 sesiones en las que se eliminará más del 80% de densidad del vello y después conviene realizar sesiones de mantenimiento mucho más espaciadas a lo largo del año para acabar con el vello restante.

No es un tratamiento doloroso, apenas se nota una ligera molestia entre calor y pinchazo, y después la piel se enrojece levemente durante unas horas, para aliviar el enrojecimiento producido se puede aplicar después de la depilación un gel de aloe vera.

Se recomienda no exponerse al sol en las 48 horas siguientes a la aplicación del láser. También hay que tener la precaución de no tomar el sol entre sesiones ya que la piel al ponerse morena hace que sea ésta la que absorba la energía y podrían aparecer quemaduras a nivel superficial. Si se toma el sol se deberá esperar un mes para realizarse la siguiente sesión.

Previous
Next Post »

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon