¿Se te acabó la leche limpiadora y no sabes cómo desmaquillar tu rostro?



Si se te acabó el desmaquillante que habitualmente usas y no tienes otro a mano, puedes hacer lo siguiente para limpiar tu cara: 

Coge un algodón, remójalo en leche tibia y aplícatelo en la cara suavemente. 




Utiliza una toalla limpia para secar la piel y un tónico para finalizar el proceso. 



Los trucos de belleza como éste nunca fallan. A veces no hay nada mejor que los remedios caseros, ya que evitan que la piel se dañe.

Previous
Next Post »

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO. ConversionConversion EmoticonEmoticon